Home Galería

NUESTRA APP

Banner

Traduce la Página:

Archidióc. de Sevilla

Banner

Evangelio del dia

Banner

En la noche del pasado 21 de enero tuvo nuestra Hermandad de contar con la presencia del Reverendísimo Señor Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, que visitó nuestra capilla de Santa Clara con motivo de la celebración de la Misa de Acción de Gracias, que él presidio junto a los sacerdotes y diáconos de nuestra localidad, ofrecida con motivo de la celebración del XXV Aniversario de la fundación de la Escuela de Saetas “Señor de la Humildad”.

El Sr. Arzobispo comenzó su homilía dando las “gracias” por haber sido invitado a venir a Marchena,  de igual manera que daba las “gracias Dios por darnos todo lo que nos da y por habernos permitido nacer en el seno de una familia cristiana y en un país cristiano”.

El Arzobispo invitó a vivir la fe “arropados y sostenidos, no de forma aislada”, y ensalzó  la actitud de constancia de los creyentes al existir muchos que en estos tiempos han abandonado la fe, comentando que “si  el cristiano fuera consciente de que todo lo que es y lo que ha recibido, es gracias a  Dios, de forma inmerecida, tendría que vivir permanentemente de rodillas”.

Posteriormente transfirió lo dicho al ejemplo que da la Escuela de Saetas, que con su perseverancia en el tiempo ejecuta una “obra de carácter social por enseñar a los demás”, así como también “una labor cultural por mantener vivas las tradiciones de nuestro pueblo y rescatar parte de los legados que nos deja nuestra cultura”.

El Sr. Arzobispo felicitó al director, a los fundadores y a todos los que han llevado a cabo este proyecto, haciendo referencia a la tan célbre y conocida frase de San Agustín, “quien bien canta, ora dos veces”, reflejando el carácter de plegaria y oración que realiza la saeta.

Posteriormente intervino nuestro hermando Roberto Narváez, fundador y director de la Escuela, explicando el porqué de la fundación de la Escuela hace 25 años y como ha ido evolucionando la Escuela en estos años, recibiendo alumnos fundamentalmente de Marchena y su comarca, pero también de otras provincias de Andalucía, incluso Extremadura, así como la labor paralela que lleva “transmitiendo su mensaje por toda España, incluso en el extranjero”.

 

Para finalizar el Arzobispo se despidió afirmando que había estado presente “con muchísimo gusto” en Santa Clara y dando un “toquecito” sobre la próxima inuguración del seminario infantil que se ubica en San Juan de Aznalfarache, poniendo como ejemplo a los pequeños monaguillos allí presentes, para que sigan los caminos del sacerdocio en el futuro.

Hermandad del Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de los Dolores