Home

NUESTRA APP

Banner

Traduce la Página:

Archidióc. de Sevilla

Banner

Evangelio del dia

Banner
SE DA EL PRIMER PASO PARA CAMBIO DE NOMBRE DE LA HERMANDAD PDF Imprimir E-mail
Domingo, 11 de Abril de 2010 20:07

El pasado día 19 de Marzo de 2010 tuvo lugar, en nuestra sede canónica de Santa Clara, Cabildo Extraordinario con un único punto de Orden del  Día:


Propuesta de la Junta de Gobierno sobre posible modificación de la Regla 1 y de la 94 A. 

Las dos fueron aprobadas, aunque en este momento me gustaría realizar unas breves reseñas centradas en el porqué en la modificación de la Regla 1.

 

De todos es conocida la vinculación que desde nuestra fundación como Hermandad ha existido entre sus miembros y la Orden Franciscana. En nuestra primitivas “Reglas, ordenanzas o constituciones que habrán de observar los cofrades de la Hermandad de Ntro. Padre y Señor de la Humildad y Paciencia que se venera en el convento de nuestro Santo Padre San Francisco de esta villa de Marchena”, y en cuya capilla quedo formalizada la Hermandad tras la reunión que tuvo lugar el día 28 de Mayo de 1820, siendo sus primeras Reglas aprobadas el día 14 de Febrero de 1821. Nota.- “también será de obligación de estos cofrades el sacar dicha imagen acompañada de su Santísima Madre, bajo el Titulo Glorioso de Dolores todos los años el Jueves Santo en la noche de modo de Vía Crucis, haciendo sus estaciones, y en la última que será en el  Convento de religiosas Claras en donde se concluirá con un Sermón manifestando la Pasión  y Muerte de nuestro Redentor Jesús”.

 

La Hermandad radicó en el Convento de los padres Franciscanos hasta el año 1835 en el que la desamortización de Mendizábal hizo que esta comunidad dejara completamente abandonado el Convento. Debido a esta circunstancia la Hermandad se traslado al Convento de Franciscanas Clarisas de la calle Santa Clara en 1846 y donde fue acogida por la Comunidad de Religiosas sin que jamás hubiera discrepancia alguna con la Comunidad ni quejas que pudieran enturbiar las buenas relaciones y mutuas simpatías a lo largo del tiempo.


Como se sabe el Convento de Santa Clara albergó a las Hermanas de San Francisco hasta 1974, año en que marcharon por penurias económicas a Estepa. La autoridad Eclesiástica aconsejó el desalojo del Convento a las religiosas por su mal estado siendo adquirido el conjunto conventual por la propia Hermandad al Arzobispado Hispalense, efectuando  la Orden de las Claras Franciscanas donación de su Iglesia y de demás efectos.


La iglesia es lo único que nos queda de la demolición Conventual y gracias a la utilización de nuestra Hermandad como Capilla-sede desde el siglo XIX, ha permitido hasta el momento su rehabilitación y nuevo uso. Los símbolos Franciscanos están presentes en cada rincón, lo primordial: La propia imagen de la Santa que hace alarde de soberana de su templo de la que es Titular. En ambas carteras del Retablo Mayor aparecen motivos: la cruz y los brazos entrecruzados de Cristo y San Francisco y el ostensorio de Santa Clara como fiel defensora del Misterio de la Eucaristía. En la fachada exterior igualmente aparece representada la Titular.


Actualmente se ha seguido aumentando la presencia de la Santa en relación al patrimonio que vamos adquiriendo: Templete de Santa Clara en la delantera del Paso Palio de Ntra. Sra. De los Dolores y como no la creación, y después de la décima  edición, de nuestra ya tradicional “Velá de Santa Clara”, que celebramos en Agosto. No podemos olvidar además que en muchas familias de nuestros hermanos es fácil encontrar a una niña que tenga por nombre Clara, en recuerdo de la fundadora de esta Orden y la relación existente con la Hermandad. Y que ni decir tiene que nuestra Hermandad la recuerda año tras año, según nuestra Regla 89, celebrando misa Solemne todos los 11 de Agosto a la Titular del Templo donde radica nuestra Hermandad.


Evidentemente nuestra fundación y nacimiento como Hermandad no fue en esta  Capilla ni las Clarisas fueron nuestras madrinas, pero existe una relación contractual que va unida desde nuestra fundación en nombre de Hermandad de la Humildad con el de Santa Clara, habiendo recibido una educación, un crecimiento y una madurez “per secula seculorun” bajo la Orden de Clara Favorone.


Después de lo relatado y tras la propuesta realizada al Cabildo General se aprobó por unanimidad incluir en el nombre de nuestra querida y humilde Hermandad el de Santa Clara de Asís. Tras los pertinentes tramites y una vez se ratifique con el visto bueno del Vicario General nuestra Hermandad pasaría a llamarse:


“HERMANDAD DE NUESTRO PADRE Y SEÑOR DE LA HUMILDAD Y PACIENCIA, NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES Y SANTA CLARA DE ASÍS.”


Antonio Ruíz Molina
Hermano Mayor

 
Hermandad del Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de los Dolores